secretos de escort

Escoger un lugar agradable, secreto de toda escort

 

 

En muchas ocasiones, no sólo cuenta la belleza de la chica escort, su modales, sus artes amatorias, sino que para que sus clientes estén verdaderamente satisfechos de los encuentros, es fundamental elegir un buen lugar donde la intimidad y la discreción sea lo más destacable.

 

En la actualidad algunas personas que desean los servicios de una escort, no reparan en el lugar, ya que en multitud de ocasiones el propio hotel donde se alojan, ya les trasmiten la el suficiente confort y seguridad para pasar una velada muy intima y en una excelente compañía. Sin embargo para la gran mayoría de ellos el poder contar con un sitio más discreto, ya que se encuentran en la misma ciudad donde residen, es a veces una duda que les asalta, ya que su propia privacidad puede estar en juego.

 

Lo habitual es que algunas escorts independientes dispongan de su propio apartamento, pero esto a veces no siempre es del agrado de la persona que persigue el sueño de estar en la más pura intimidad con una escort, ya que el hecho de jugar en un “terreno desconocido” les puede producir cierto resquemor y a veces desconfianza. Entonces, ¿cuáles son las mejores opciones para poder tener relaciones sexuales con una bella señorita de compañía?

 

Quizá los apartamentos por hora, son en la mayoría de los casos la mejor solución o al menos la más socorrida, ya que ambos entran juntos, no son propiedad de las chicas, y en todos ellos se ofrece la más pura discreción e intimidad. Lugares decorados para estas ocasiones, no simplemente habitaciones frías, y perfectamente acondicionadas para que los encuentros sean de lo más agradable. La higiene suele ser su punto fuerte, algo que ya de por si hace que ambos puedan disfrutar de una ducha juntos, con camas cómodas, y con la ausencia de sonidos molestos.

 

Pero estos apartamentos pueden servir para citas fugaces de una o dos horas, ya que cuando un hombre desea más tiempo en la grata compañía de una escort, esta no es la opción más acertada.

 

Pero en las grandes ciudades la demanda para encuentros íntimos han hecho que varios hoteles se especialicen en ello, ofreciendo a sus huéspedes el mejor de los servicios.

 

Tan sólo el hecho de querer diferenciarse, además de tener un detalle con sus huéspedes, ha hecho que ciertos hoteles dispongan en algunas de sus habitaciones de un kit de juguetes eróticos entre el pack de bienvenida.

 

Está claro que cuándo hacemos la reserva en un Hotel, lo que buscamos es un lugar agradable para pasar la noche y descansar. Esa es en cierta manera la teoría porque para muchos lo de descansar pasa a un segundo plano, ya que el sexo parece ser más atrevido en los hoteles.

 

No nos encontramos en nuestro domicilio, podemos quizá alzar un poco más la voz, y no tememos a que nadie nos interrumpa. En definitiva, es mucho más privado que nuestra propia casa. Y si no es con nuestra pareja habitual con la que acudimos a un hotel, pues ya se convierte en el lugar idóneo.

¿Pero desde cuando los hoteles vieron esta necesidad y se adaptaron a la clientela más exigente con su privacidad?

Según hemos podido saber fue el Hotel Berns de Estocolmo el pionero de la idea hace ya más de tres años. Después muchos otros se han sumado a la moda de recibir a sus huéspedes con algo más que toallas y sábanas limpias, o un baño repleto de complementos para la higiene.

Pero también son conscientes los dueños de estos establecimientos, que muchas veces sus habitaciones son el destino de parejas que buscan una “escapada” que les saque de la monotonía de sus hogares o lo más importante, escorts y clientesBuen ejemplo de ello es el  hotel Hilton Sydney de Australia ofrece el programa Provocateur, en el que servicios que tienen que ver con el romanticismo, como cubrir la cama con un manto de pétalos de rosa, o preparar un burbujeante baño a dúo, se aderezan con los consejos sexuales de la artista dominatrix Madame Lash y las recetas afrodisíacas del menú degustación. A la vuelta, los huéspedes son sorprendidos con un sugerente kit de juguetes eróticos.

En las habitaciones del Gansevoort, un hotel de Nueva York, el huésped encontrará, además de revistas de moda, un kit erótico de viaje de la marca reconocida, con un espejito, dos condones, lubricante y un mini vibrador.

En nuestro país, destacar, el Sheraton Salobre Hotel Resort de Gran Canaria fue el  pionero en invitar a sus huéspedes con un paquete incluye el alojamiento en habitación doble de luxe, desayuno buffet, botella de buen vino, una entrada gratuita al spa y por supuesto, un kit de juguetes eróticos.

En Madrid tenemos el hotel Los Peñascales, ubicado en Las Rozas. De estilo serio y simple ofrece garajes privados e individuales y servicio de habitaciones 24 horas, pero sin contacto directo con el personal; ya que toda conversación se mantiene a través de una ventana. Este establecimiento ofrece tarifas para todo el día o para cuatro horas.

Por otra parte podemos acudir al ZouK Hotel también en Madrid, el que quizá se parezca más a los ‘love hotels’. Situado en Alcalá de Henares, aparte de la discreción y el garaje privado, dispone de habitaciones con jacuzzi, sauna, cama de agua, piscina privada, techo móvil con espejos estratégicos, etc… y además amplían su oferta con juguetes eróticos que se entregan precintados. También disponen de tarifas para días completos o tan solo cuatro horas.

Ya en Barcelona encontramos la mayor oferta. La Franca es el “Hotel del amor” más grande de España y uno de los más veteranos. También de un estilo muy sobrio y elegante ofrece habitaciones temáticas pero sin caer en la sexualidad evidente, sino apostando más por el romanticismo. También ofrece garaje y discreción en la atención, así como tarifas de 24 y 4 horas. Este es uno de los preferidos de las escorts de Barcelona.

 

Y aunque la mayoría de este tipo de hoteles busca la intimidad del extrarradio La Paloma, con un estilo joven y de diseño, se encuentra en pleno barrio barcelonés del Raval. Es ideal para parejas jóvenes por su precio y por su proximidad con el centro de la ciudad.

Incluso alguna casa rural está buscando con las condiciones perfectas para tener un fin de semana románticos, los reclamos necesarios para ello. Ambientes cálidos, cenas sugerentes, y como no, un set de productos eróticos de bienvenida.

Y es que como decíamos al comienzo, un buen nido de amor, aumenta las sensaciones más eróticas que podamos tener con nuestra pareja, o con una bella acompañante de lujo.

 

Modificado por última vez en Viernes, 21 Marzo 2014 15:40