la cadena de la amistad

La historia tuvo inicio mucho tiempo atras, cuando un padre castigó a su hija de cinco años por haber perdido un objeto de valor.

 


A la mañana siguiente la pequeña trajo un regalo y dijo: "Papa esto es para ti".



El padre estaba tan apenado y emocionado, que se enojó mucho cuando vió que dentro de la caja no había nada dentro.


Le dijo bruscamente a la niña: ¿Cuando se hace un regalo se supone que en la caja haya algo?

 


La nena le miró de abajo hasta arriba y con lágrimas en los ojos le dijo: "Papa no esta vacía. Puse dentro tantos besos para ti, hasta que se llenó.

 

 


El padre que se sintió asolado. Se arrodilló, abrazo y le pidió perdón.

 


Por el resto de la vida el padre tuvo la caja cerca de su cama y cuando se sentía descorazonado o en dificultades, la abría ya sacaba un beso imaginario, recordando el amor que su pequeña había puesto dentro.


Cada uno de nosotros tiene una caja llena de besos y amor incondicional, de nuestros hijos y amigos.


No hay cosas mas importantes que se puedan poseer.

 



Y ahora viene aquella tontería donde te dicen: "pásalo que así tendrás asegurado el amor de quien se lo envíes"


Pues yo te digo, que si te ha llegado al corazón y quieres enviarlo a alguien que conozcas y quieras de verdad, por muy lejos que esté. 


Yo me sentiré muy orgullosa de haber iniciado esta cadena de amor por la amistad, que desde luego tanta falta nos hace a todos.

 


Para todos los amigos del mundo, que queremos verdaderamente.

 

Modificado por última vez en Miércoles, 12 Febrero 2014 16:53

Más en esta categoría: