¿Qué pasa con las parejas?

Una persona a la que se le haya diagnosticado y tratado la clamidia debe informar de esto a todas las parejas sexuales con las que haya tenido relaciones anales, vaginales u orales durante los últimos 2 meses, para que consulten a un proveedor de atención médica y reciban tratamiento. Esto reducirá el riesgo de que las parejas sexuales presenten complicaciones graves por la clamidia y también disminuirá el riesgo de volver a infectarse. Una persona con clamidia y todas sus parejas sexuales deben evitar tener relaciones sexuales hasta que hayan completado el tratamiento (es decir, siete días después de una dosis única de antibióticos o hasta finalizar el tratamiento completo de siete días de antibióticos) y hasta que ya no tengan síntomas. Para obtener consejos (en inglés) sobre cómo hablar con sus parejas sobre las relaciones sexuales y las pruebas de detección de ETS, visite www.gytnow.org/talking-to-your-partner/Aclaraci?n sobre los enlaces a sitios web externos.

Los proveedores de atención médica pueden dar medicamentos o recetas adicionales a sus pacientes para que se los entreguen a sus parejas sexuales con el fin de que reciban tratamiento de manera rápida. Esto se llama tratamiento expedito para la pareja (expedited partner therapy) o EPT, por sus siglas en inglés. El EPT solo está disponible en algunas partes del país. Consulte a un proveedor de atención médica para averiguar si está disponible en un área específica. Es recomendable que las parejas sexuales visiten a un proveedor de atención médica, independientemente de si reciben EPT.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/