¿Cómo afecta  a la mujer embarazada y a su bebé?

Es de crucial importancia que las mujeres embarazadas infectadas por el VHS-1 o el VHS-2 vayan a las consultas prenatales y le digan a su médico si alguna vez han tenido algún síntoma o han estado expuestas o se les ha diagnosticado herpes genital. Algunas veces la infección por herpes genital puede provocar abortos espontáneos o nacimientos prematuros. La infección por herpes puede transmitirse de madre a hijo causando una infección potencialmente mortal (herpes en el neonato). Es importante que las mujeres eviten contraer el herpes durante el embarazo.

A una mujer con herpes genital se le pueden dar medicamentos antivirales a partir de las 36 semanas de gestación hasta el parto para reducir su riesgo de presentar un brote. Llegado el momento del parto, a una mujer con herpes genital se le debe hacer un examen exhaustivo, Si los síntomas del herpes están presentes durante el parto, por lo general se realiza una cesárea.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/