¿Cuáles son las complicaciones de la gonorrea?

Cuando la gonorrea no se trata, puede ocasionar problemas de salud graves y permanentes tanto en los hombres como en las mujeres.

En las mujeres, la gonorrea puede propagarse al útero (matriz) o a las trompas de Falopio (oviductos) y causar enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). Los síntomas pueden ser leves o muy graves e incluir dolor abdominal y fiebre. La EIP puede provocar abscesos internos (pústulas llenas de pus difíciles de curar) y dolor pélvico crónico (prolongado). También puede causar suficientes daños a las trompas de Falopio al punto de impedir que una mujer pueda tener hijos. La EIP también puede aumentar el riesgo de un embarazo ectópico. El embarazo ectópico es una afección potencialmente mortal en la cual un óvulo fecundado crece fuera del útero, usualmente en una trompa de Falopio.

En los hombres, la gonorrea puede causar una afección dolorosa llamada epididimitis en los conductos de los testículos. En casos poco comunes, esto puede causar esterilidad.

Si no se trata, la gonorrea también puede propagarse a la sangre y a las articulaciones.  Esta afección puede ser mortal.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/