¿Qué repercute en la prevención del VIH?

La prevención y las pruebas de detección de las enfermedades de transmisión sexual así como los tratamientos contra las ETS, cuando se hacen adecuadamente, pueden desempeñar un papel vital en los programas integrales para prevenir la transmisión sexual del VIH. Asimismo, las tendencias de aparición de las ETS pueden ayudar a determinar en forma más precisa cuáles son los sitios en los cuales podría surgir una epidemia del VIH, lo cual permite utilizar los datos de vigilancia para pronosticar los sitios en los cuales podrían aumentar las tasas del VIH. Es necesario establecer mejores relaciones entre los esfuerzos de prevención del VIH y de las ETS en todo el país para lograr un mejor control de ambas epidemias.

Debido a que existe una prevalencia constantemente alta de ETS en varias partes de los Estados Unidos, y a que hay más evidencias en los EE. UU. de que la epidemia del VIH está infectando cada vez más a las poblaciones con las tasas más altas de ETS curables, el CHAC o Comité Asesor de los CDC y la Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA) para la Prevención de las ETS y el VIH/sida ha realizado las siguientes recomendaciones:

La detección y el tratamiento tempranos de las ETS curables deben pasar a ser una parte explícita de los programas integrales de prevención del VIH a nivel nacional, estatal y local.

En las áreas en las que son más frecuentes las ETS que favorecen la transmisión del VIH, se deben incrementar los programas de pruebas y tratamiento.

Las pruebas del VIH se deben recomendar siempre a las personas que recibieron un diagnóstico de ETS o se cree que presentan una ETS.

Los programas de prevención del VIH y de las ETS en los Estados Unidos, junto con los socios en los sectores público y privado, deben compartir la responsabilidad de implementar estas estrategias.

El CHAC también hace notar que la detección y el tratamiento tempranos de las ETS deben ser solamente una de las partes de un programa integral de prevención del VIH que debe, además, incluir una serie de intervenciones sociales, biomédicas y del comportamiento.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/