La detección y el tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) puede ser un método eficaz para prevenir la propagación del VIH, el virus que causa el sida. Una mejor comprensión de la relación que existe entre las ETS y la infección por el VIH puede contribuir a la elaboración de programas de prevención eficaces en personas con conductas sexuales de alto riesgo

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/