¿Es eficaz?

 

La PrEP se ha probado en varios estudios de gran magnitud realizados con hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, hombres que tienen relaciones sexuales con mujeres y mujeres que tienen relaciones sexuales con hombres. Todas las personas en estos estudios 1) fueron examinadas al comienzo del ensayo para tener seguridad de que no estaban infectadas con el VIH, 2) aceptaron tomar una pastilla de PrEP en forma oral diariamente, 3) recibieron consejería intensiva sobre comportamientos sexuales seguros, 4) fueron examinados regularmente para detectar infecciones de transmisión sexual (ITS) y 5) se les dio un suministro periódico de condones.

Tenemos varios estudios con resultados que muestran que la PrEP fue eficaz en reducir el riesgo de contraer la infección por el VIH.

Los hombres que tenían relaciones sexuales con hombres y que recibieron el medicamento de la PrEP tuvieron, en general, una probabilidad 44 % menor de contraer la infección por el VIH que los que tomaron una pastilla que no contenía medicamento alguno. Este promedio incluyó hombres que no tomaron el medicamento diariamente y aquellos que sí lo tomaron. Entre los hombres que dijeron que tomaron la mayoría de sus dosis diarias, la PrEP redujo el riesgo de infección por el VIH en un 73 % o más, hasta 92 % para algunos.

Entre los hombres y mujeres en parejas en que la otra persona tenía la infección por el VIH y ellos no la tenían inicialmente (parejas “discordantes por el VIH”), aquellos que recibieron medicamentos de la PrEP tuvieron una probabilidad 75 % menor de infectarse que los que tomaron una pastilla que no contenía medicamento alguno. Entre los que dijeron que tomaron la mayoría de sus dosis diarias, la PrEP redujo el riesgo de infección por el VIH hasta en un 90 %.

Entre los hombres y mujeres que ingresaron a los ensayos de manera individual (no como pareja), la PrEP funcionó tanto para los hombres como para las mujeres en un estudio en que los que recibieron el medicamento tuvieron una probabilidad 62 % menor de contraer la infección por el VIH. Entre los que dijeron que tomaron la mayoría de sus dosis diarias, la PrEP redujo el riesgo de infección por el VIH hasta en un 85 %. Sin embargo, en un estudio solamente 1 de cada 4 mujeres (menos del 26 %) tenía el medicamento de la PrEP en su torrente sanguíneo al hacerle los análisis, y el estudio detectó que no tenían ningún tipo de protección contra la infección por el VIH.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/