¿debo contar mi positivo a otras personas?

 

Si usted comparte con los demás o divulga si tiene o no el VIH es su decisión.

Parejas

Si tiene un resultado positivo a la prueba del VIH, sus parejas que usan drogas o parejas sexuales también pueden estar infectadas. Es importante que sepan que fueron expuestas para que se hagan también la prueba.

Les puede decir usted mismo, pero si está nervioso de comunicarles esta información o su pareja lo ha amenazado o lesionado por cualquier otro motivo, puede pedirle a su médico o al departamento de salud local que les informe. Los departamentos de salud no revelan su nombre a sus parejas. Solo les dirán que han sido expuestos al VIH y que deben realizarse la prueba.

Si usted sabe que tiene el VIH, la mayoría de los estados tienen leyes que requieren que se lo diga a sus parejas antes de tener relaciones sexuales (anales, vaginales u orales) o de compartir drogas. En algunos estados usted puede ser acusado de haber cometido un delito si no brinda esta información a su pareja, incluso aunque esta persona no resulte infectada.

Familiares y amigos

En la mayoría de los casos, sus familiares y amigos no sabrán acerca de los resultados de sus pruebas o si tiene o no el VIH a menos que usted les diga. Aunque comunicarle a su familia que usted tiene el VIH puede parecer difícil, usted debe saber que darles esta información en realidad tiene muchos beneficios. Estudios han demostrado que las personas que revelan su estado serológico responden mejor al tratamiento que aquellos que no lo hacen.

Sin embargo, si usted es menor de 18 años, algunos estados permiten que el proveedor de atención médica les comunique a sus padres que usted recibió servicios para infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH, si creen que hacerlo es para su bien. Empleadores

En la mayoría de los casos, su empleador no sabrá si usted tiene el VIH a menos que usted se lo revele. Sin embargo, su empleador tiene derecho a preguntarle si tiene alguna afección que podría afectar su capacidad para realizar su trabajo o suponer un grave riesgo para los demás. (Un ejemplo podría ser un profesional de atención médica, como un cirujano, que haga procedimientos que presenten un riesgo de contacto con sangre u otros líquidos corporales).

Si usted tiene seguro de salud a través de su empleador, la compañía de seguros legalmente no puede decirle a su empleador que usted tiene el VIH. Sin embargo, es posible que su empleador se entere si la compañía de seguros proporciona información detallada a su empleador acerca de los beneficios que paga o los costos del seguro.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/