¿debo hacerme la prueba?

 

Los CDC recomiendan que los proveedores de atención médica realicen una prueba a todas las personas entre 13 y 64 años de edad al menos una vez, como parte de la atención médica de rutina. Casi una de cada cinco personas que tienen el VIH en los Estados Unidos no sabe que está infectada.

El VIH se transmite a través de riesgosas conductas sexuales y de uso de drogas inyectables (además de madre a hijo), por lo tanto, las personas que tienen estas conductas debe hacerse la prueba con mayor frecuencia. Si su respuesta es sí a cualquiera de las siguientes preguntas, usted definitivamente debe hacerse una prueba del VIH:

-Desde su última prueba del VIH, ¿ha tenido relaciones sexuales sin protección (sin condón), ya sea anal, vaginal u oral, con varias parejas o con hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH)?

-¿Se ha inyectado drogas (incluidos esteroides, hormonas o silicona) y ha compartido el equipo (parafernalia o works, como agujas y jeringas) con otras personas?

-¿Ha intercambiado sexo por drogas o dinero?

-¿Ha recibido un diagnóstico o buscó tratamiento por una infección de transmisión sexual (ITS), como por ejemplo sífilis?

-¿Recibió un diagnóstico o buscó tratamiento para la hepatitis o tuberculosis (TB)?

-¿Tuvo relaciones sexuales sin protección con alguien que podría responder afirmativamente a cualquiera de las preguntas anteriores o cuyos antecedentes no conozca?

Si continúa teniendo relaciones sexuales sin protección o compartiendo equipos de drogas inyectables, debe hacerse la prueba al menos una vez al año. Los hombres homosexuales y bisexuales que tienen relaciones sexuales podrían beneficiarse si se hacen las pruebas con mayor frecuencia (p. ej., cada 3 a 6 meses).

Usted también debe hacerse la prueba si:

-Ha sufrido una agresión sexual.

-Es una mujer que está planeando quedar embarazada o está embarazada

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/