¿la tengo que hacer si no tengo riesgo?

 

Algunas personas que tuvieron resultados positivos a la prueba del VIH no sabían que tenían riesgo. Es por esto que los CDC recomiendan que los proveedores en todos los entornos de atención médica hagan que la prueba del VIH sea parte de la atención médica de rutina de los pacientes de 13 a 64 años, a menos que el paciente se niegue (lo que se llama exclusión voluntaria). Esta práctica hará que más personas se hagan la prueba y ayudará a reducir el estigma con respecto a la prueba.

Incluso si usted ha estado en una relación a largo plazo con una persona, debe averiguar con seguridad si usted o su pareja tiene el VIH. Si ambos obtienen resultados negativos a la prueba y se mantienen fieles (monógamos) y no presentan otros riesgos de contraer la infección por el VIH, entonces es probable que no necesite otra prueba del VIH a menos que su situación cambie.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/