¿Cómo se transmite el VIH a una persona?

 

Solo ciertos líquidos (sangre, semen, líquido preseminal, secreciones anales y vaginales, y la leche materna) de una persona infectada por el VIH pueden transmitir el virus. Estos líquidos deben entrar en contacto con una membrana mucosa o un tejido dañado, o inyectarse directamente en el torrente sanguíneo (con una aguja o jeringa) para que pueda ocurrir la transmisión. Las membranas mucosas se pueden encontrar en el interior del recto, la vagina, el orificio del pene y la boca.

En los Estados Unidos, el VIH se contagia principalmente por lo siguiente:

 

- Tener relaciones sexuales sin protección (sin usar condón) con alguien que tiene el VIH.

-Las relaciones sexuales anales son la conducta sexual de mayor riesgo. Las relaciones sexuales anales receptivas (pasivas) son más riesgosas que las relaciones sexuales anales insertivas (activas).

-Las relaciones sexuales vaginales son la segunda conducta sexual de mayor riesgo.

-Tener múltiples parejas sexuales o tener otras infecciones de transmisión sexual puede aumentar el riesgo de infección a través de las relaciones sexuales.

-Al compartir agujas, jeringas, agua de enjuague y otros equipos (parafernalia) utilizados para preparar drogas inyectables con alguien que tiene el VIH.

Con menor frecuencia, el VIH se puede transmitir por los siguiente:

-Nacer de una madre infectada. El VIH puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia.

-Un pinchazo con una aguja u otro objeto cortopunzante contaminado por el VIH. Este es un riesgo principalmente para los trabajadores de atención médica.

-Recibir transfusiones de sangre, productos derivados de la sangre o trasplantes de órganos o tejidos contaminados con el VIH. Este riesgo es extremadamente pequeño debido a las pruebas rigurosas que se realizan en los bancos de sangre y de órganos y tejidos donados de los EE. UU.

-Comer alimentos que hayan sido premasticados por una persona infectada por el VIH. La contaminación se produce cuando la sangre infectada de la boca de una persona a cargo del cuidado de otra se mezcla con la comida al masticar, pero es muy poco frecuente.

-Ser mordido por una persona con el VIH. En cada uno de los muy pocos casos documentados hubo un traumatismo grave con daño extenso del tejido y presencia de sangre. No hay riesgo de transmisión si no se desgarra la piel.

-Las relaciones sexuales orales (uso de la boca para estimular el pene, la vagina o el ano [felación, cunilingus y beso negro o rimming]). Dar una felación (sexo oral con la boca en el pene) y que la persona eyacule en la boca es más riesgoso que otros tipos de sexo oral.

-El contacto entre piel desgarrada, heridas o membranas mucosas y sangre infectada con el VIH o líquidos corporales contaminados con sangre. Estos reportes de infección también han sido extremadamente raros.

-Los besos profundos si la persona con el VIH tiene llagas o encías sangrantes y hay intercambio de sangre. El VIH no se transmite por la saliva. La transmisión a través de besos solamente es extremadamente rara.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/