¿Qué tan eficaces son las vacunas contra el VPH?

Las vacunas protegen contra los tipos de VPH que con más frecuencia causan cáncer de cuello uterino. Una de las vacunas (Gardasil) también protege contra los tipos del VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales. Ambas son muy eficaces en prevenir ciertos tipos de VPH, al igual que los problemas de salud más comunes causados por estos tipos del virus.

En las mujeres jóvenes que ya han estado expuestas a uno o más tipos de VPH, las vacunas son menos eficaces en la prevención de enfermedades asociadas al virus. Esto se debe a que las vacunas solo protegen contra el VPH antes de que una persona haya estado expuesta a él. Las vacunas no son para el tratamiento de las infecciones del virus ya existente ni de las enfermedades asociadas al mismo.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/