síntomas de los problemas de salud causados por el VPH

Las verrugas genitales por lo general aparecen en las zonas genitales como un granito o grupo de granitos. Las verrugas genitales pueden ser pequeñas o grandes, planas o elevadas, o en forma de coliflor. Por lo general, los proveedores de atención médica pueden diagnosticarlas al mirar la zona genital. Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una pareja infectada, aun cuando esta persona no tenga signos de verrugas genitales. Si no se tratan, pueden desaparecer, quedarse igual o aumentar en tamaño y en número. Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que pueden causar cáncer.

El cáncer de cuello uterino por lo general no presenta síntomas hasta que está en una etapa avanzada. Por esta razón, es importante que las mujeres se realicen periódicamente pruebas de detección del cáncer de cuello uterino. Estas pruebas pueden identificar signos iniciales de la enfermedad para que sean tratados en forma temprana, antes de que se conviertan en cáncer.

Otros cánceres causados por el VPH pueden no presentar signos ni síntomas hasta que estén avanzados y sean difíciles de tratar. Otros cánceres asociados al VPH incluyen algunos de vulva, vagina, pene, ano y bucofaríngeo.

La PRR es una afección en la que se forman verrugas en la garganta. La PRR puede presentarse en niños (comienzo juvenil) y adultos (comienzo en la edad adulta). Algunas veces estas verrugas pueden bloquear las vías respiratorias, causando ronquera o dificultad para respirar.

 

 

Fuente del contenido: http://www.cdc.gov/