N.

 

NAFEFILIA: Excitación por tocar o ser tocado.

NARRATOFILIA: Excitación sexual sólo al escuchar narraciones eróticas.

NASOFILIA: Ponerse cachondo al ver una napia del tamaño de un piano. La nasofilia podría ser entonces la clave del éxito de gente como Pinocho, Rosy de Palma o Gérard Depardieu.

NECROFILIA: Montárselo con un cadáver. Es del conocimiento público que los antiguos egipcios – algunos de los cuales alababan en público los encantos de los cadáveres- no permitían que los embalsamadores se acercaran al difunto hasta varios días después de la muerte. Quizás venga de aquí la manía de momificar los fiambres.

NEPIRASTIA: Excitación proveniente de tener alzado a un bebé.

NINFOFILIA: Atracción sexual de un adulto por una adolescente.

 

NOSOLAGNIA: Excitación proveniente de saber que la pareja tiene una enfermedad terminal.